Robot - Blog SFAM
El Parlamento británico recibió recientemente un invitado muy especial: un pequeño robot llamado Pepper. En una espectacular puesta en escena digna de una película de ciencia ficción, Pepper se instaló en los bancos de la comisión europea. El robot participó de la sesión para brindar su opinión sobre la evolución de la inteligencia artificial. Lo que demuestra que los sueños de muchos realizadores cinematográficos, pronto se volverán realidad. Gracias a la evolución de la robótica y de la inteligencia artificial, los androides humanoides que hablan como C3-PO en Star Wars, se convertirán en realidad.

La responsable detrás de la creación de este robot, es la empresa japonesa de telecomunicaciones, Softbank. La compañía es conocida en el universo de la tecnología y ya se ha hecho notar en varias ferias de innovación digital.

Pepper, el famoso robot humanoide totalmente blanco, en los bancos del Parlamento

El robot Pepper fue invitado a participar de una sesión de la comisión parlamentaria de educación sobre inteligencia artificial y la cuarta revolución industrial. Así lo confirmó la oficina de comunicación del Parlamento del Reino Unido.

“Mi nombre es Pepper y soy un robot que vive en la Universidad de Middlesex”. Con esas palabras, Pepper se presentó delante de los participantes de la sesión. Luego de presentarse, él mismo respondió algunas preguntas. Una de las preguntas que se le hicieron fue si el hombre seguirá teniendo un lugar en un mundo dominado por la inteligencia artificial.

“Siempre necesitaremos de las habilidades específicas de los humanos”

Pepper robot - Blog SFAM“Los robots tendrán un papel importante, pero aún necesitaremos de las habilidades específicas para los humanos. Sobretodo para detectar, diseñar y mostrar la tecnología”, respondió Pepper.

“Necesitaremos personas que puedan identificar ideas y pensar más allá de las divisiones tradicionales de sector por sector”, concluyó el robot antes de ubicarse en su lugar y escuchar el resto del debate, sin intervenir.

Lo que quedó claro es que las preguntas estaban preparadas de antemano y que la inteligencia artificial todavía tiene algunas limitaciones. Por ahora, el robot no tiene la capacidad de responder a preguntas que no estén preparadas con anterioridad. Pero parece que no tardarán en incrementar sus capacidades.