Móvil reacondicionado - Blog SFAMUn teléfono reacondicionado es uno que ha sido devuelto al fabricante por presentar algún tipo de problema interno o externo. En este caso, el fabricante repara el terminal y lo vuelve a poner a la venta, eso sí, con un tipo de garantía distinta a la de un modelo completamente nuevo.

Habitualmente, los teléfonos reacondicionados no son solo aquellos que se han estropeado en manos de otros compradores. También pueden ser terminales que han sido utilizados en exposiciones y demostraciones o que han tenido algún problema mientras eran enviados a su destinatario.

Sea como sea, los terminales reacondicionados suelen venderse por un precio muy inferior al de uno nuevo, lo que les transforma en una gran oportunidad de hacerse con un móvil gama alta de calidad, pero por un valor más accesible.

Pros y contra de los teléfonos reacondicionados

La gran ventaja que tiene un teléfono reacondicionado es el bajo precio al que lo puedes adquirir. Sin embargo, cabe señalar que esto compensa cuando el teléfono lo ofrece el mismo fabricante. Esto además te da la seguridad de que tendrás cierto respaldo si el teléfono vuelve a fallar.

Por ejemplo, Apple tiene un apartado especial en donde ofrece terminales reacondicionados que parecen nuevos. El precio se puede reducir casi en un 50% y se ofrece una garantía extendida, que da la seguridad al comprador de que habrá asistencia en caso de cualquier imprevisto.

Otro punto a favor es que el teléfono reacondicionado ha pasado por más pruebas y revisiones, con lo que el fabricante hace un máximo esfuerzo para evitar que su producto falle. De esta forma, tu terminal reacondicionado viene reforzado, precisamente para que no vuelva a fallar.

Por otro lado, el tema de las garantías es fundamental. No es lo mismo comprar un teléfono reacondicionado a una tienda externa y no relacionada con el propio fabricante, que hacerlo directamente con el fabricante que te dará más garantías. Comprar un terminal reacondicionado en tiendas no reconocidas por el fabricante te expone a nuevos problemas y en algunos casos, a estafa.

Otra desventaja es la apariencia de estos terminales. Es probable que después de las revisiones funcionen a la perfección, pero puede que tengan alguna marca en la carcasa o que se vean en general más viejos o gastados que un terminal nuevo.