Tableta gráfica - Blog SFAMLo primero que tienes que saber a la hora de elegir entre una tablet convencional o una gráfica es el uso que le darás. Tanto unas como otras difieren bastante en precio, por lo que hacer una compra bien razonada será esencial para evitar tirar el dinero innecesariamente en un producto que no podrás aprovechar al máximo.

Pon atención a los siguientes detalles en donde te hablamos más sobre estos dispositivos.

Tablet convencional

Son las más populares y conocidas. Tienen una pantalla táctil que nos permite navegar a través de Internet y usar las aplicaciones que tengamos instaladas. La pantalla suele tener un tamaño estándar de 7 u 8 pulgadas, aunque hay excepciones como la Samsung Galaxy View 2 que tiene una pantalla de 17,3 pulgadas.

Si eventualmente te decides por este tipo de tablet, será fundamental que mires si tiene una tienda de aplicaciones amplia. Eso, además de comprobar que tenga el número de puertos necesarios para conectar periféricos como pendrive o auriculares.

Las tablets son multitarea. Sirven para hacer muchas labores típicas de un ordenador de sobremesa, pero desde un dispositivo fácil de transportar. Eso sí, no tienen tanta potencia como un ordenador.

Tablet gráfica

Son un tipo de especial de tablet en cuya superficie frontal puedes dibujar con ayuda de un lápiz especialmente creado para dicha función. Si usas esta tablet conectada a un ordenador, puedes transferir directamente gráficos o dibujos al ordenador para complementar el trabajo con aplicaciones de ilustración o fotografía.

Dado que dibujar con el ratón es extremadamente difícil, se han creado las tablets gráficas para ofrecer una superficie de dibujo y un lápiz mucho más sensible a la presión que permite crear trazos más precisos.

Existen tres tipos de tablets gráficas. Las de mesa que constan de una superficie plana sensible en donde podemos apoyar el lápiz para dibujar o realizar funciones que haríamos con el ratón. Las tablets monitor que incorporan una pantalla en donde vemos de manera automática el trazo que realizamos con el lápiz y finalmente encontramos las tabletas portátiles que se comportan como ordenadores todo en uno.

Estas últimas están indicadas para diseñadores, ilustradores o fotógrafos, por tener condiciones muy específicas y dirigidas a esas profesiones. Si no te dedicas a ninguna de ellas, es mejor que te decantes por una tablet convencional.

El precio de la tablet gráfica varía mucho según el tipo que elijas y puedes encontrarlas por menos de 100€ hasta las más caras y profesionales que pueden llegar hasta los 3.000€.

Elige la tablet que mejor se adapta a tus necesidades y asegúrala con los excelentes planes y coberturas de SFAM.