Sony 1000X M3 - Blog SFAMA finales de los 80 y principios de los 90, se popularizó el consumo de la música. Aparecieron los primeros Walkmans, que posteriormente darían paso a los Discman y llegarían a su cenit con los MP3 y MP4. Actualmente, con la llegada y consolidación de los smartphones y el éxito de Spotify, la música se escucha de otra manera. Aunque hay un elemento indispensable para cualquier dispositivo, independientemente de su época: los auriculares.

Los cascos llevan la música desde el reproductor al oído, y también han estado en constante evolución durante las últimas décadas. El objetivo siempre ha sido el mismo, reproducir el sonido con la mayor calidad posible, captar cada matiz de la música, pero sobre todo, eliminar el ruido exterior.

Cada vez que las grandes firmas del sector se proponen fabricar y sacar al mercado unos auriculares, buscan anular completamente el ruido. Sony se ha tomado en serio este propósito y a finales del pasado mes de noviembre lanzó los WH 1000X M3. Se trata de un producto innovador para el que se han reforzado aspectos como la comodidad, el cuidado del sonido, y especialmente, la capacidad de aislar.

Sony 1000X M3 - Blog SFAMSony 1000X M3, máximas prestaciones en tus oídos      

Aunque no son cambios profundos, sí que se nota que son más avanzados que su versión anterior. De primeras, llama la atención su ligereza y comodidad. Se sincronizan vía Bluetooth con el dispositivo móvil que se esté utilizando, aunque también se pueden conectar con el Jack tradicional de 3,5 milímetros que se ha usado siempre.

Si hay algo para destacar es que la calidad de sonido que llega al oído ha aumentado. Estos auriculares son capaces de reproducir un rango de frecuencias muy amplio. El aislamiento del exterior es su principal reclamo, pero hay que tener en cuenta que para anular completamente el sonido exterior es indispensable que los auriculares estén cargados y encendidos.

Al utilizar estos auriculares, el usuario dice adiós a ruidos de motores de coches, rozamiento de las ruedas del tren con las vías, bocinas y cualquier tipo de elemento que se interponga entre la música y los oídos de la persona. Sin embargo, utilizando estos cascos, sí se puede escuchar la voz humana, aunque de forma lejana y muy aislada.

Estos cascos también se pueden utilizar conectándolos al dispositivo únicamente con el cable. Sin embargo, la función de eliminación de sonidos del exterior no va a funcionar al máximo de sus capacidades. De todos modos, son capaces de crear un espacio sonoro muy limpio en el que se aprecia como la música o el sonido fluyen mostrando todas sus escalas, tonalidades y grados.

Auriculares Sony - Blog SFAMUno de los inconvenientes de estos cascos es que encendidos y a pleno rendimiento, consumen mucha batería. Por eso, se recomienda que estén bien cargados si se pretenden utilizar durante varias horas. Si el usuario va a estar mucho tiempo sin poder recargar la energía de los WH 1000X M3, lo mejor que puede hacer es llevar el cable, ya que conectados por esta vía apenas consumen batería.

Otro matiz que aleja de la perfección a estos cascos es que recubren la oreja en su totalidad y esta no es la mejor recomendación para el verano. Sin embargo, esto permite que los oídos no se cansen y se trata de una forma necesaria para lograr el aislamiento total.

Sony - Blog SFAMLa mayoría de sus botones son táctiles en lugar de físicos, para expertos y algunos usuarios esto es un leve fallo que es perdonable por las prestaciones que ofrece. Aunque es cierto que cuentan con la tecnología más avanzada y solo basta que el usuario haga un simple gesto para que realicen acciones como subir o bajar el volumen o cambiar de canción. De todos modos, este aspecto todavía se tiene que perfeccionar para que la sensibilidad sea más alta y respondan mejor a los gestos del usuario.

Un producto estético para apasionados

Los WH 1000X M3 son unos casos para fanáticos de la música que quieran escuchar cada instrumento. También son útiles para usuarios que quieran ver series o películas sin ningún tipo de ruido para captar todos los matices de un diálogo. Se trata de un producto caro, cuesta alrededor de 350€, pero es cierto que se está comprando garantía de calidad.

Sony - Blog SFAMSu estética no es excesivamente lujosa, aunque sí cuentan con la forma y detalles característicos de Sony donde se prioriza la ergonomía. La diadema que cubre la cabeza uniendo ambos cabezales, divide equitativamente la presión sobre el cráneo de la persona y las almohadillas son muy suaves y agradables. Además, son flexibles y plegables.