Basura tecnológica - Blog SFAMLa basura tecnológica es un problema mundial que se agrava día tras día. Según estudios realizados por en el programa Ciclos Sostenibles de la Universidad de las Naciones Unidas, cada ciudadano español produce más de 20 kilos de basura tecnológica por año, y se estima que para el 2025 esta producción subiría más de 5 kilos por persona.

En España, se producen 1 millón de toneladas de basura tecnológica al año. Esto representa un 43% más que la generada en el año 2010. Lo que supone un gran problema. Los desechos electrónicos, que triplican el número de la basura urbana, son los que más crecen en esta zona de la Península Ibérica. Esto se debe a dos razones importantes:

  1. Aumento de la cantidad de personas que generan basura tecnológica
  2. Cada persona produce mayor cantidad de residuos electrónicos que en el año anterior

¿Cuál es el origen de este problema?

El gran desarrollo de la tecnología producido en los últimos años hasta hoy, la renovación permanente de dispositivos y accesorios y la implementación de utilidades para los mismos representan el origen del problema.

Esto sumado al acomodamiento de los costes, provoca que la mayoría de las personas desee adquirir nuevos productos tecnológicos para renovar los antiguos y así poder mantenerse actualizado. España está incluido entre los 14 países que más basura tecnológica producen al año.

¿Cómo deben ser tratados estos residuos?

Un dispositivo electrónico se considera obsoleto solo cuando ha terminado su vida útil. Desde ese punto el desecho será manipulado de acuerdo con lo establecido en el Real Decreto 110/2015.

Se debe entregar en un “Punto limpio o verde” desde donde se lo traslada a una planta especial. Allí se desmantela para reutilizar cada uno de los componentes. El inconveniente radica en que solo la quinta parte de los residuos llega a estos depósitos, lo que agrava el problema ambiental.

Como solución a este problema, los gobiernos deberían crear planes que favorezcan el tratamiento de este tipo de residuos. y la comercialización para la compra por parte de los usuarios de dispositivos reacondicionados.

Combatiendo el problema

Una ayuda para reducir la chatarra tecnológica la brinda la tienda Black Market, una tienda online que comercializa dispositivos tecnológicos reacondicionados. Trabajan con 130 talleres que realizan esta tarea ubicados en España y también en Francia.

Es importante, encontrar una solución a este problema, no solo en España sino a nivel mundial.  La chatarra electrónica incluye contaminantes como el plomo, arsénico, cadmio, mercurio entre otros, que perjudica el medio ambiente y también la calidad de vida de las personas. Las principales consecuencias del tratamiento inadecuado de estos desechos son:

  • La chatarra tecnológica elimina los metales pesados mencionados, perjudican la ecología porque contaminan la tierra, el agua y el aire
  • La humanidad padece enfermedades relacionadas con estos elementos tóxicos