Niño tecnología - Blog SFAMEn un mundo tecnológico como en el que vivimos, es imposible que nuestros hijos se mantengan al margen de todos los estímulos que existen. Móviles por todas partes, ordenadores y notificaciones por aquí y por allá nos bombardean y lo mejor es acompañar a los pequeños en este camino de adaptación, para que puedan aprovechar de mejor forma todo aquello.

Para introducir a los niños en la tecnología, existen buenas prácticas, sistemas y consideraciones que harán que el proceso sea mucho más fluido y seguro. Por lo mismo, es importante tenerlas en consideración y aplicarlas para así fortalecer el buen desarrollo de los nativos digitales.

Tecnología en lugares comunes

Para niños menores de 10 años se recomienda concentrar la tecnología del hogar en lugares comunes, de manera que los niños se adapten gradualmente a sus estímulos. De esta forma también podrán interactuar con los dispositivos electrónicos, pero siempre con la supervisión de un adulto.

Limitar el uso de tabletas hasta los 18 meses 

La primera etapa de los niños es fundamental para adaptarse a los estímulos más básicos. Luego, a partir de los 18 meses, estarán preparados para hacer tareas más complejas y empezar a interactuar gradualmente con los dispositivos electrónicos, que forman parte de un nivel superior.

Los padres deben estar al día con la tecnología

Para conocer posibles peligros para sus niños, los padres deben hacer un esfuerzo por estar informados y actualizados sobre los avances tecnológicos. Y eso implica conocer el funcionamiento de las redes sociales, así como entender a la perfección el uso del móvil y todas las formas que tiene de conectarse con otras personas fuera de casa.

Los padres deben ser un ejemplo en el uso de la tecnología

Si riñes a tu hijo porque usa el móvil mientras le hablas, pero tú estás mirando tu ordenador cuando él te va hablar, no parece la mejor forma de dar el ejemplo. Los padres debemos ser un modelo a seguir y somos los primeros en demostrar que podemos controlar el uso de la tecnología, sin que eso interfiera en nuestras relaciones sociales y familiares.

Uso de controles parentales

Para no parecer el censor de la casa, nada mejor que instalar de manera discreta controles parentales en tus dispositivos y en los dispositivos de tus hijos. De esta forma te aseguras que el niño tenga libertad de usar dispositivos electrónicos y al mismo tiempo limitas el acceso a ciertos contenidos inadecuados para su edad.