Microsoft Edge - Blog SFAMLejos atrás ha quedado la gloriosa época en la que Microsoft dominaba la red, gracias a su navegador Explorer. En los últimos años, los esfuerzos de la compañía de Redmond no han sido suficientes para recuperar su posición dominante en el mercado. Sin embargo, Microsoft ha vuelto a demostrar que no se rinde fácilmente.

Con la vista puesta en su principal competidor, Google Chrome, la compañía ha comenzado a trabajar en un nuevo navegador. Tras el fracaso de su último proyecto, el navegador Edge, presentado en abril de 2015, Microsoft se ha visto obligado a recurrir al Chromium. Es decir, exactamente el mismo motor renderizado que es utilizado por Google Chrome. Lo que significa que Microsoft le pondrá fin a la utilización de su propio lenguaje de programación, conocido como EdgeHTML.

En concreto, el Chromium es el navegador de código abierto a partir del que Google Chrome obtiene su código fuente. Este desarrollo también es utilizado por otros navegadores como el Brave o el Opera.

Por el momento, el nuevo proyecto de Microsoft cuenta con un nombre oficial. Aunque se lo conoce por su denominación interna que es Anaheim. Según las versiones que se han filtrado, este nuevo navegador será el predeterminado en Windows 10.

¿Por qué Microsoft busca lanzar un nuevo navegador?

La respuesta es simple. A pesar de los recursos destinados a mejorar el navegador Edge, este no ha logrado su cometido. En definitiva, este proyecto ha fracasado.

Los intentos de Microsoft por recuperar su posición dominante no han sido suficientes. Principalmente, por culpa de la popularidad que ha adquirido en el último tiempo el navegador de Google. Chrome, que ha cumplido 10 años en septiembre, es hoy en día, el principal navegador utilizado a nivel mundial.

No hay dudas de que Chrome es el navegador más elegido por los usuarios. Aunque esto tiene una explicación. Hoy en día, los desarrolladores de páginas web buscan que sus creaciones estén adecuadas a los requisitos de cualquier navegador, pero principalmente de Chrome. Lo que significa que muchas de estas páginas están especialmente optimizadas para ser abiertas desde el navegador de Google. Esta compatibilidad, perjudica al resto de los navegadores, como el Edge.

Las características de Chrome, justifican su éxito. Se trata de un navegador de uso sencillo, muy intuitivo, veloz y que incluye una variedad de extensiones para ampliar sus usos. Además, cuenta con una organización simple y permite la navegación en modo incógnito. Por otro lado, cuenta con herramientas de seguridad y es personalizable. También puede ser sincronizado en varios dispositivos. Sin olvidar que también cuenta con un buscador y traductor que están incluidos en la navegación. Sin embargo, muchas veces se lo acusa de inestable.

Este es uno de los motivos principales por los que Microsoft ha decidido rever su estrategia. A pesar de todos los recursos que le ha dedicado al perfeccionamiento del Edge, la compañía no ha logrado recuperar su posición en el mercado. Y cae ahora, rendido antes los pies de Google.

Microsoft y su proyecto Anaheim

Navegadores - Blog SFAMLos rumores indican que el lanzamiento oficial del nuevo navegador de Microsoft se llevaría a cabo en abril del año próximo. Aunque todavía quedan dudas de cuál será la reacción de los usuarios. Parecerse a su competidor, podría ser una buena estrategia para Microsoft, pero hay que ver si la compañía logra superar al maestro. Su gran desafío, es lograr imponerse y que los usuarios terminen eligiendo la nueva versión, por encima del ya instaurado Chrome. Algo que no resultará nada fácil, más si se tienen en cuenta los fracasos constantes de otros adversarios como Mozilla o Firefox, que no han logrado frenar el alcance del navegador de Google.