LG G8 - Blog SFAMLG, una de las marcas asiáticas más destacadas, ha perdido posiciones últimamente en cuanto a dispositivos de gama alta. La enseña surcoreana, consciente de esta situación, se ha esforzado por ofrecer productos de calidad, aunque siempre por detrás de sus rivales y con menor éxito del esperado.

Para LG, 2019 es un año crucial y ya busca fórmulas para diferenciarse de la competencia y volver a recuperar cierto prestigio. Aunque no hay confirmación oficial, una estrategia para conseguirlo sería la incorporación en sus móviles de una pantalla trasera desmontable.

Posibles respuestas en el Mobile World Congress

El Mobile World Congress de Barcelona, que se celebrará entre los días 25 y 28 de febrero, será, posiblemente, el marco elegido por LG para despejar las incógnitas que giran en torno a su nueva pantalla. Con toda probabilidad, se conocerá también cuál será el primer smartphone que la incorpore. Los rumores apuntan a que sea el nuevo LG G8.

LG G8 - Blog SFAM¿Cómo sería esta pantalla?

Expertos y analistas señalan que lo más probable es que la marca diseñe un accesorio que permita acoplar esta pantalla trasera al terminal, sin alterar el diseño del teléfono. Sería, por tanto, de quita y pon y se guardaría en una funda tras su uso. En su momento, Apple ideó algo parecido para los iPhone, aunque el éxito no fue el esperado.

Una batalla abierta con Samsung y Huawei

Las grandes marcas del mercado asiático, como Samsung, Huawei y Xiaomi han acaparado mayor protagonismo que LG en los últimos años. Por eso, de entrada, esta nueva pantalla parece una idea acertada para recuperar posiciones. Con todo, hay factores que amenazan su éxito. El primero, que se venda aparte de los teléfonos e implique, por tanto, un gasto añadido para el consumidor. El segundo, que obligue a incorporar un software extra en el teléfono para su funcionamiento y que ello repercuta también en el precio. Todas las especulaciones quedarán resueltas a finales de febrero en Barcelona.