Impresora 3D - Blog SFAM
La aparición de las impresoras 3D ha supuesto una revolución tecnológica difícil de superar. Hace diez años que estas herramientas comenzaron a tener eco en los medios de comunicación y foros tecnológicos. En principio se utilizaron para crear maquetas, objetos de entretenimiento o piezas de decoración. Con el paso del tiempo han ido evolucionando y ya se emplean para crear prótesis médicas o piezas de arquitectura.

Prótesis 3D - Blog SFAMEl buen resultado de los productos creados por las impresoras 3D ha provocado que hayan experimentado un boom que alcanzó su máxima popularidad en 2016. Desde entonces, los fines para los que se utilizan estas impresoras, son cada vez más variados. Desde la medicina con los trasplantes de órganos, la automoción con piezas para los vehículos o la educación con el desarrollo de juegos didácticos. Ahora dan un paso más, entrando en las cocinas de prestigiosos restaurantes.

Foodini, revolución, comida e impresión 3D

Foodini es el nombre de la primera impresora 3D destinada a la elaboración de comidas. El primer prototipo vio la luz hace cuatro años, en 2014. Hoy en día se utiliza en restaurantes, hospitales y cada vez más empresas de catering están a favor de utilizarla en sus servicios.

Su sistema de funcionamiento es muy sencillo. En su boquilla se introducen las materias primas que permiten elaborar un determinado plato como azúcar, sal, alguna salsa, carne picada y otros componentes. Con todo esto la impresora crea un plato listo para servir.

Foodini - Blog SFAMCocineros y expertos en gastronomías han dado su aprobación a Foodini porque permite a los cocineros crear platos con formas que les resultaría muy difícil hacer a mano. Además, a nivel empresarial se ha visto una relación entre marketing y comida y cada vez más entidades imprimen postres o canapés con su logo en eventos y presentaciones.

A pesar de que el panorama es muy favorable para que la incursión de las impresoras 3D en restauración continúe avanzando, no hay que olvidar que tienen una limitación muy importante que no se sabe si en un futuro podrá ser resuelta. Pueden montar y diseñar platos, pero no cocinarlos.

La Boscana y Food Ink, prestigio e Impresión 3D

Food Ink y la Boscana son dos restaurantes con una reputación contrastada en el sector. El primero de ellos, ubicado en Londres, es uno de los establecimientos más destacados en la utilización de impresión 3D de alimentos. Ha alcanzado una popularidad abrumadora por su definición de espacio futurista en el que la comida y todos los utensilios están producidos por las impresoras 3D. La apuesta que han realizado por la tecnología ha sido insuperable.

Comida 3D- Blog SFAMLa Boscana es un restaurante de reconocido prestigio, situado en la localidad de Bellvís en la provincia de Lérida, que también ha sabido ver la utilidad de la impresión 3D en cocina. Ofrecen una experiencia innovadora en la que el cliente participa y ve cómo se realiza su comida para posteriormente dejar su opinión. A día de hoy, este sistema está dando los resultados esperados.

La incursión de las impresoras 3D en restauración es una realidad. Cada vez más restaurantes se plantean utilizarla como un elemento más de su cocina, el único factor que retrasa este hecho es la inversión que hay que realizar para adquirir una impresora de calidad que está situada en torno a los 3.000€. La acogida del público será determinante.