Ember - Blog SFAMDesde hace años, los objetos conectados son una realidad. Hoy en día, a través de una aplicación se pueden controlar multitud de utensilios para que faciliten el día a día de los usuarios. Los fabricantes están viendo el negocio que proporciona la tecnología a sus productos y cada vez son más las marcas que se suben al carro de la innovación.

La conocida firma Ember, ha seguido la estela y ha sacado al mercado una taza inteligente capaz de controlar la temperatura del líquido ubicado en su interior. Para lograrlo, han incorporado una tecnología térmica que permite mantener el contenido a temperaturas situadas entre los 50 y los 62 grados.

El usuario puede programar la temperatura de la taza desde la aplicación gratuita de Ember. Pero además de esto, la taza proporciona otras funcionalidades como el control del consumo de cafeína, la posibilidad de programar un temporizador para el té o guardar una serie de ajustes para que la bebida siempre se encuentre a gusto del consumidor.

Ember App - Blog SFAM
Tecnología para satisfacer el gusto

El fundador y delegado de Ember, Clay Alexander, ha sido quien ha desarrollado este particular producto. El empresario ha afirmado ser un consumidor compulsivo de café y té y quiere proporcionar al usuario una experiencia única en el momento de consumir su bebida favorita.

La marca ha sacado dos modelos de tazas, uno básico que cuesta 100 euros y otro diseñado para los viajes que alcanza los 180 euros. Este producto ya está disponible en el mercado. Para hacerse con una de estas innovadoras tazas, hay que acceder a la web de la compañía o acudir a las tiendas de Apple.

Ember Travel - Blog SFAMLa conectividad se asienta en el hogar

Internet de las cosas ha llegado a infinidad de materiales e instrumentos. El usuario puede ver en su teléfono cuál es el estado de los utensilios y electrodomésticos de su cocina, pero esto no acaba aquí. También tiene la posibilidad de controlar otros aspectos como la temperatura ambiente del lugar o programar algunos aparatos como el horno programando para que se encienda en el momento de hacer la comida o se apague cuando esté hecha.

Estos avances también han aparecido fuera de la vivienda, por ejemplo se han desarrollado sensores para el jardín que registran aspectos como la luz solar, los nutrientes que tienen las plantas o el nivel de humedad del suelo. De esta manera, el usuario sabe qué hacer para cuidar el exterior de su vivienda.

Algo parecido ha sucedido con las puertas del garaje que se pueden abrir y cerrar utilizando el teléfono. Así como es posible apagar y encender luces o saber con exactitud el estado de la mascota del hogar con collares conectados que miden todos los aspectos de su salud.

La taza de Ember, es un ejemplo más de lo que la innovación puede hacer y de los beneficios que proporciona la tecnología si se utiliza como un medio para mejorar la calidad de vida de las personas.

Descubre la nueva taza inteligente de Ember