Drone - Blog SFAMDe un tiempo a esta parte, el interés por los drones ha ido creciendo notablemente. Se usan en tanto para grabaciones privadas como para documentales o programas de televisión. Aportan matices muy relevantes al contenido audiovisual, con una perspectiva aérea nueva e interesante.

Si te quieres hacer con uno, aquí te damos algunos consejos fundamentales para elegir el más adecuado.

Tamaño y uso

Lo primero que hay que considerar es si usarás el dron con fines recreativos o para actividades comerciales. Este factor te llevará a decantarte por dispositivos más o menos especializados y repercutirá también en el número de cámaras y sensores del aparato.

Además, un dron para interiores suele ser siempre más pequeño que uno para exteriores y precisa de menor autonomía. Por eso, el entorno en el que lo usas va a influir directamente en tu compra. 

Autonomía

El tiempo de duración de la batería de un dron es otro punto clave. Uno para exteriores necesitará, evidentemente, mayor autonomía. Sin embargo, la mayoría de estos dispositivos no suelen contar con una autonomía superior a los 30 minutos. 

Sistema de control

Para controlar un dron puedes usar un mando o tu smartphone. Si el dispositivo es para fines recreativos, es probable que sea suficiente tu móvil para dirigirlo.

Sin embargo, los mandos con radio control suelen estar indicados para drones más sofisticados, dado que son más especializados y, por tanto, tienen mayores funciones. 

Lo que dice la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA)

El dron entra en la categoría de las aeronaves, por tanto, deben volar fuera de los centros urbanos y a una altura no superior a los 120 metros. Si lo vas a usar con fines recreativos, se recomienda contactar con asociaciones de aeromodelismo para utilizar sus dependencias. En este caso, queda prohibido ejercer cualquier actividad comercial con el dron.

Por otro lado, si decides usar el dron con fines comerciales, el dispositivo deberá llevar siempre los datos de identificación de la compañía que lo controla. Además, la persona que lo dirige deberá estar registrada en la AESA, como operador de drones.

Si decides comprar un dron, no olvides contratar un seguro para protegerlo. Si buscas una buena cobertrua, SFAM ofrece los mejores seguros del mercado para objetos conectados.