Aeropex - Blog SFAMLos auriculares inalámbricos han evolucionado de manera notable en los últimos años. Dentro de este competitivo mercado las pequeñas y grandes compañías tecnológicas intentan destacar y una de las última novedades  es la conducción ósea, una forma de transmitir sonido al oído interno sin necesidad de invadir el pabellón auditivo ni pasar por el tímpano.

Los auriculares con conducción ósea envían el sonido a través de vibraciones que rebotan en el hueso de la cara, en la zona de los pómulos. Se puede considerar una forma más salubre y menos invasiva de oír música.

Por otro lado, este tipo de auriculares no aíslan por completo del ruido exterior, algo que por cuestiones de seguridad es fundamental para personas que van por la calle y que necesitan mantenerse alertas ante cualquier eventualidad.

AfterShokz Aeropex, unos auriculares con conducción ósea

AfterShokz es una compañía que lleva un tiempo desarrollando tecnologías relacionadas con la conducción ósea, por lo que es comprensible que sea ella la que nos presenta sus auriculares Aeropex.

De aspecto gomoso pero extremadamente suave, lo que más destaca en estos auriculares es la comodidad al llevarlos puestos. Su diseño es moderno y sofisticado por lo que pueden pasar perfectamente como auriculares deportivos, así como también para el día a día.

Una diadema también de goma une ambos auriculares, los que al ponerlos sobre la cabeza cubren la parte externa del oído si entrar en el. Justamente la zona ubicada entre los pómulos y la oreja. He ahí donde sucede la magia, porque el sonido golpea el hueso para llegar al oído interno y la tecnología está tan bien pulida que tú puedes oír la música pero las personas del entorno no.

La tecnología usada en los Aeropex se llama PremiumPitch+ TM, que mejora el sonido para hacer de la conducción ósea una experiencia que no tiene nada que envidiar a los auriculares in-ear. En el apartado de conectividad tenemos Bluetooth 5.0 y también observamos una certificación IP67 que los hace resistentes a salpicaduras de agua y sudor.

Los AfterShokz Aeropex tienen una autonomía de 8 horas y el sonido es de inmejorable calidad. También se pueden usar como manos libres y su precio ronda los 170€.

Disfruta de la música a través de la conducción ósea, con unos auriculares conectados a un dispositivo móvil asegurado con los planes y coberturas ofrecidos por SFAM.