Proyecto Athena - Blog SFAMEl uso de los ordenadores portátiles se vuelve cada vez más común e Intel ha querido capitalizar esta tendencia para ofrecer dispositivos de nueva generación. Se trata de portátiles que ofrezcan al usuario comodidad, potencia de procesamiento y una batería eficiente que dure mucho más de lo habitual.

Dentro de los esfuerzos que ha hecho Intel al respecto, el más importante ha sido impulsar el Proyecto Athena, que pretende establecer un estándar para que los fabricantes lancen dispositivos con características específicas que garantizarán su eficiencia.

Proyecto Athena y baterías que duran hasta nueve horas

Uno de los puntos esenciales del Proyecto Athena es ofrecer portátiles que tengan baterías que duren hasta nueve horas con una sola carga. Los dispositivos que cumplan con esa condición formarán parte de un listado exclusivo de equipos con la certificación correspondiente.

Ahora bien, para llegar a la meta de una batería de larga duración habrá que modificar otras características del portátil, como el tipo de procesador y sistema de refrigeración, para así reducir al máximo el consumo de energía.

Otra cosa que habrá que cambiar es el estándar de análisis, ya que, para probar la batería de sus portátiles, los fabricantes suelen hacer pruebas con un brillo de pantalla predefinido y haciendo tareas básicas como ver un vídeo. Algo que no refleja el amplio espectro de uso que los usuarios les suelen dar y en donde el streaming y el tener muchas aplicaciones abiertas a la vez parece ser la nueva tendencia.

Baterías potentes acompañadas de chips de 10ª generación

Dado que la duración de la batería depende mucho del tipo de procesador y el nivel de calor que genera, una de las claves para alcanzar la meta de nueve horas de autonomía radica en incorporar procesadores de 10ª generación. Además de dar más potencia al ordenador, estos harán que el consumo de energía se reduzca. Pero este no es el único cambio.

También habrá que eliminar los discos duros mecánicos y pensar en nuevos protocolos de conexión a internet. Eso, además de incorporar Inteligencia Artificial para permitir que el ordenador aprenda a optimizar la energía de acuerdo al uso específico que le da cada usuario en particular.

Se prevé que los ordenadores que cumplan con el estándar de Proyecto Athena estarán disponibles a partir de 2020 y serán compatibles con la red 5G.

Si tienes pensado hacerte con un portátil con batería de nueve horas de duración, recuerda asegurarlo con los planes y coberturas de SFAM.