Robot aspirador - Blog SFAMLa historia de los robots aspiradores se remonta a 1969, cuando se presentó en Japón el primero de estos utensilios para la limpieza del hogar. Sesenta años después, son dispositivos frecuentes en nuestras casas. De hecho, la oferta es muy amplia y, en ocasiones, puede resultar complicado saber qué robot aspirador escoger. Para elegir el que mejor se adapta a nuestras necesidades, conviene tener en cuenta algunos aspectos.

Sistema de navegación y mapeado

Primero, hay que conocer el sistema de navegación que usa el robot aspirador. Actualmente existen dos:

  • Navegación aleatoria: el robot aspirador limpia pero sin un orden específico. Simplemente, recorre la habitación durante un tiempo determinado y va rebotando contra los obstáculos que encuentra.
  • Navegación con mapeado espacial: el robot tiene sensores que permiten reconocer la habitación que va a limpiar. En esta categoría, los hay con cámara, con láser o con giroscopio. El más efectivo y también más caro suele ser el que incorpora detectores láser.

Sistema de limpieza

Algunos robots aspiradores tienen cepillos rotatorios con una pequeña abertura que permite succionar la suciedad. Sin embargo, hay otros que no tienen cepillos pero sí una gran boquilla de succión.

¿Cuáles son los pros y los contras? Un robot de limpieza con cepillo puede tener problemas con, por ejemplo, los pelos largos -de cabello humano, de mascota…-, porque pueden enredarse.

Por el contrario, si solo tiene una boquilla, la succión puede ser efectiva pero la limpieza no, ya que no se cepillan las superficies.

Autonomía y conectividad

La mayoría de fabricantes ofrecen el tiempo de autonomía en minutos. El usuario, por tanto, debe calcular los metros cuadrados que se pueden limpiar en ese periodo. Habitualmente, bastan 90 minutos para unos 70 metros cuadrados.

Otro factor importante es si puedes controlar y programar el robot desde una aplicación instalada en tu móvil o si tienes que hacerlo a través de un mando.

Según la cantidad de sensores, el sistema de navegación, la autonomía y la conectividad, el precio de un robot aspirador puede dispararse hasta los 500€. Los modelos básicos rondan los 150-200€.

Recuerda que este y otros dispositivos conectados de tu hogar pueden quedar bien protegidos con los planes y coberturas ofrecidos por SFAM.