Los smartphones, las tablets y otros dispositivos multimedia forman parte de la rutina personal y profesional de los españoles. El 28% de la población llegan a invertir entre 1.000€ y 3.000€ en su compra. Para el 42%, el teléfono móvil supone un presupuesto de compra medio de 350€ y en un 23% de los casos llega a superar los 500€.

Los españoles dedican, por tanto, un presupuesto significativo a estos dispositivos y la gran mayoría afirma que se preocupa y cuida de ellos. Sin embargo, sólo un 15% los asegura.

Así lo pone de manifiesto el I Estudio sobre el impacto emocional y económico del uso del teléfono móvil, realizado por SFAM, compañía europea líder en seguros para móviles y dispositivos tecnológicos, e IPSOS, líder en estudios de mercado y en análisis del comportamiento de los consumidores.

estudio valor emocional económico uso móvil - Blog SFAM

Los jóvenes, invierten más en sus dispositivos (y los aseguran más)

Los más precavidos son los jóvenes de entre 18 y 29 años que hasta en un 26% deciden apostar por un seguro para dispositivos multimedia frente al 12% de usuarios de mayor edad.

Por franjas de edad, los jóvenes de entre 18 y 29 años también son los que más presupuesto dedican a la compra de dispositivos móviles: el 24% invierte entre 500€ y 1000€ en la compra de su smartphone frente al 19% de los otros grupos de edad.

El móvil, para chatear y hablar

Según los resultados del estudio, casi el 25% de los españoles pasa hasta 6 horas diarias frente a la pantalla del móvil y un 33% entre 2 y 4 horas. Un tiempo de media superior al de los franceses: un 17% pasa hasta 6 horas mientras que un 27% entre 2 y 4 horas.

En cuanto al uso que se da al teléfono móvil: llamar, para el 82%, y chatear, para el 76%, son las principales funciones que se dan al smartphone; un uso muy distinto al de los usuarios en Francia donde el acto de llamar, para un 87%, es muy superior al de chatear, que únicamente hace un 33%.

Por edades, el chat y las redes sociales son las funcionalidades más usadas entre los jóvenes de 18 y 29 años. Llamar y chatear son los usos preferidos entre los adultos entre 30 y 54 años. El móvil se convierte en un reproductor de música para el 65% de los más jóvenes, un uso superior al que le dan los adultos de entre 30 y 44 años (con un 46%) y mayores de 45 años (un 40%). Aunque en términos generales, sorprende que le uso sea muy similar entre franjas de edad tan diversas.